Blogia
MonicaPedrayes

El juego sucio de la CEOE

 

Los "grandes" de la CEOE tienen un exceso de protagonismo y solapan la que debería ser la representación natural del empresariado español en la mesa de negociaciones. En muchos casos, además, son franquiciadores o delegados del negocio multinacional (no emprendedores) y cazadores de subvenciones o/y concesiones. Estos señores no son, afortunadamente, el empresariado español. Esa representación se la hemos otorgado, gran error, los sindicatos y los diversos gobiernos. Es el momento de rectificar.
 
Es además urgente, para acabar de desvelar su juego sucio, que se conozcan las pretensiones de los "empresarios" de la CEOE cuando bajan a la mesa de negociación de los Convenios que directamente les afectan. Ahí se desvela con trazo preciso el dibujo de un modelo laboral involutivo que nos conduce al subdesarrollo y que aprovecha la crisis para cercenar derechos y congelar salarios, a pesar de ser las empresas que menos pagan a sus trabajadores y que siguen teniendo notables beneficios.
 
Sin desabrocharse el botón de su traje cruzado, estos rancios señores, nunca he visto a una señora, nos han puesto encima de la mesa propuestas insultantes que conllevan en la práctica una congelación salarial durante cinco años, una reducción de las vacaciones de verano a 10 días, contratos de "prueba" de seis meses (despido libre), absoluta flexibilidad a la hora de imponer cambios en la jornada laboral... y para animar el "otoño caliente" han tenido la cara dura de proponer no pagar la totalidad del sueldo base, proponiendo reducciones, a los "desgraciados" que se ponen enfermos. Esos son los "señores" de la CEOE.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Rosa Ruiz Salmeron -

di que si
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Pedro Casorrán -

Además se toman la libertad de poner en duda la representatividad de los sindicatos..Las asociaciones empresariales no son más que grupos de presión, cuyas estructuras pueden denominarse de cualquier forma menos democráticas.

Rafael -

Muy acertado el comentario Mónica
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres