Blogia
MonicaPedrayes

Vic

Lo más grave del "Caso Vic" es que a los tránsfugas de los Derechos Humanos no los hayan expulsado de sus partidos. Ver para creer. Así son las cosas en un país que ¿ya ha olvidado? la aportación de los inmigrantes y que ahora parece querer negar -este ayuntamiento catalán es la avanzadilla- hasta el derecho del inmigrante a "existir". Derechos elementales amparados en la declaración de Derechos Humanos y las leyes españolas pisoteados por unos concejales que se dicen humanistas cristianos o progresistas de izquierdas y que han sucumbido a la lepenización.

Frente al oportunismo de unos políticos de Vic, ¿temerosos del efecto Anglada y de perder su sueldo?, queda el paraguas humanitario de entidades como Cruz Roja, Cáritas, UGT y CCOO. Afortunadamente también el voto consecuente de ICV.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres